México el país de las maravillas

Exploradores

En nuestro viaje en el maravilloso México Megadiverso, descubrimos que en nuestro país viven muchas especies de plantas y animales y que las podemos encontrar en los diferentes ecosistemas. Muchas especies son muy parecidas unas con otras y es muy interesante aprender cómo diferenciarlas.

La observación e identificación de las plantas y animales es una actividad divertida que podemos hacer en pequeños grupos y te daré algunas recomendaciones que nos ayudaran a observar muchas especies sin perturbar su ambiente.

1

Antes de salir, ¡prepárate! Alista la mochila con binoculares, libreta, pluma y alguna guía de identificación de especies.

2

No uses perfume o productos cosméticos que despidan aromas ajenos a tu persona ya que los animales los pueden detectar y alejarse de ti.

3

Al caminar, no hagas ruido, muchas especies se asustan con el sonido de nuestra voz o con el ruido de nuestras pisadas.

4

Comunícate con tus compañeros en voz baja o con señales para indicarles cuando has visto algo.

5

Toma fotografías, con ellas puedes tener un registro de lo que viste y te ayudarán a identificar a las plantas y animales.

6

Diviértete y comparte con tus amigos lo que has observado. Puedes hacerlo en NaturaLista www.naturalista.mx

Aves

Muchas aves son activas durante el día y producen cantos que nos ayudan a identificarlas. Solo se necesita de una buena vista o binoculares, un buen oído, una libreta dónde apuntar tus observaciones y una guía para la identificación de aves.

Existen muchos tipos de guías de identificación de aves, la mayoría tiene ilustraciones o fotografías de las diferentes especies, el lugar en donde viven y su descripción breve. Puedes empezar con el “Manual para principiantes en la observación de aves”.

Características que debemos observar
para identificar un ave:

1

El tamaño. Existen aves tan grandes como una garza y tan pequeñas como un colibrí.

2

La forma del cuerpo. Puedes identificar a qué grupo pertenece un ave si te fijas en la forma de su cuerpo, el tamaño de su cabeza con respecto al cuerpo, si tiene patas cortas o largas, la forma de sus alas y de su pico.

3

La forma del pico. Esto te ayudará a identificar diferentes grupos de aves y sus hábitos alimenticios.

4

La forma de la cola. La cola es el timón de vuelo de las aves y las hay de muchos tipos dependiendo de sus hábitos de vuelo.

5

Los diferentes colores del cuerpo. Debes observar muy bien los diferentes colores que hay cada parte del cuerpo, en la cabeza, la garganta, el pecho, las alas, la cola, el color de los ojos, del pico y hasta el color de las patas.

Mariposas

Las mariposas son un grupo de insectos con increíbles formas y colores. Para su identificación debes tener los ojos bien abiertos y una memoria casi fotográfica (o una cámara). Una pequeña línea o un punto diferente en las alas puede ser la diferencia entre una especie y otra.

Características que debemos observar
para identificar una mariposa:

1

El tamaño. Hay mariposas muy pequeñas como las saltarinas o muy grandes y coloridas.

2

La forma de las alas. Hay que fijarse si son redondeadas, ovaladas o triangulares o si tienen terminación en punta en las alas posteriores (“cola de golondrina”).

3

El color de las alas. Hay de muchos colores, con manchas, rayas, puntos o figuras. Cada una de estas características es como una huella digital de las mariposas y es por mucho por lo que diferencia una especie con otra.

Además, hay especies de mariposas en las que los colores de las alas son completamente diferentes en la parte posterior y en la anterior.

4

La forma de su vuelo y su posición al aterrizar. Algunas vuelan moviendo las alas rápidamente mientras que otras planean. Algunas cierran sus alas inmediatamente cuando aterrizan.

Árboles

Los árboles proporcionan el oxígeno, alimento y madera. Existen muchas especies de árboles, algunas las utilizamos para adornar grandes avenidas en las ciudades, de otras obtenemos frutos que disfrutamos todos los días, de algunas obtenemos madera para los muebles y otras hasta las usamos durante la Navidad como adorno. En las ciudades, las colonias que tienen árboles siempre son más bonitas que las que no tienen.

Características que debemos observar
para identificar un árbol:

1

La altura. En las grandes selvas pueden vivir árboles de hasta 80 metros de altura, equiparable con un edificio de más de 30 pisos.

2

El tipo de hojas. Existen dos tipos de hojas: simples, es decir, que poseen una hoja por tallo, o compuestas, con muchas hojas formadas en escalera en un solo tallo.

La forma de las hojas también es muy diversa, pueden ser lisas y brillosas o con vellosidades y opacas, con el borde aserrado o liso, con muchas nervaduras o pocas, gruesas o delgadas. Pueden ser ovaladas, alargadas, en forma de estrella o de pluma.

3

Las flores. Cada especie de árbol tiene una flor muy particular, existen de muchos colores, tamaños y formas.

4

Los frutos. No todos los frutos de los árboles se pueden comer pero sí nos sirven para identificarlos. Puede haber frutos con vaina, redondos, planos, chicos, grandes y de muchos colores. Fíjate en el suelo alrededor del árbol para encontrar flores, frutos o semillas que se hayan caído.

5

La corteza. Existen cortezas lisas o rugosas, también las hay de diferentes colores: verdes, cafés, rojas o blancas. Algunos árboles tienen particularidades como espinas en el tronco o a veces se descarapelan.

Mamíferos

Los seres humanos pertenecemos al grupo de los mamíferos; por lo regular este grupo en particular es muy difícil que pueda ser observado en su ambiente silvestre ya que la mayoría son nocturnos, pequeños y escurridizos. Se caracterizan por amamantar a sus crías y por tener pelo. Los hay diminutos como las musarañas o tan grandes como la ballena azul.

Por ser especies nocturnas, no se les ve fácilmente, sin embargo, podemos identificar su presencia por medio de la observación indirecta, es decir, al encontrar huellas o las excretas que dejaron en el camino por donde pasaron.


Características que debemos observar
en una huella para identificar un mamífero:

1

El tamaño y profundidad de la huella. Estas características nos pueden dar una idea de la medida y peso del animal

2

Número y disposición de los dedos. Cuenta el número de dedos y la forma en la que están colocados. Cada mamífero tiene una huella diferente. Algunos marcan 3, 4 o 5 dedos.

3

Pezuñas. Son los dedos modificados de algunos tipos de mamíferos y también son diferentes en cada especie.

4

La presencia de uñas y su tamaño. Hay uñas largas y delgadas que suelen dejar solo un par de puntos sobre la tierra o uñas gruesas que pueden marcar con mayor fuerza el suelo.

5

Diferencias entre patas y manos. Las huellas que dejan las manos y las patas suelen ser diferentes. En general las patas son más grandes.

Anfibios

Los anfibios, como las ranas, sapos y salamandras, son un grupo que en la mayoría de los casos, pasa la mitad de su vida en el agua y la otra mitad en tierra. Todos ellos pasaron la primera etapa de su vida dentro del agua o en lugares muy húmedos, respirando por medio de branquias y moviéndose con ayuda de una cola. Cuando las condiciones fueron adecuadas, ellos comienzaron a cambiar, desarrollando pulmones y patas necesarios para respiración y locomoción en tierra y reabsorbiendo la cola, en un impresionante proceso llamado “metamorfosis”.

Los anfibios se dividen en tres grupos: ranas y sapos, salamandras y ajolotes y finalmente las cecilias. Estas últimas son las menos conocidas, con solo tres especies que viven en México.

Es complejo poder identificar a algunas especies de anfibios ya que una misma especie puede cambiar patrones de color dependiendo la región donde viva. Por esto, una guía de identificación de anfibios te será muy útil para identificar a estos simpáticos animales.



Características que debemos observar
para identificar ranas y sapos:

1

Hábitos. Las ranas pueden tener hábitos trepadores, terrestres o acuáticos mientras que los sapos son completamente terrestres.

2

La forma del cuerpo. En general las ranas tienen un cuerpo esbelto y estilizado mientras que los sapos tienen un cuerpo más robusto y grande.

3

La piel. Las ranas tienen la piel lisa y húmeda; los sapos tienen glándulas prominentes y su piel es rugosa y seca.

4

Tamaño de las piernas. Las ranas tienen las piernas más largas y esbeltas que las de los sapos, lo que les permite dar grandes saltos.

5

Forma de los pies. Podemos distinguir diferentes familias de ranas y sapos por la forma y elementos que tienen en sus patas: membrana interdigital, discos adhesivos o espuelas.

Características que debemos
observar para identificar
ajolotes y salamandras:

1

Hábitos. Los ajolotes viven dentro del agua mientras que las salamandras son terrestres. En algunas especies los ajolotes se convierten en salamandras, pero en otras se quedan toda su vida en forma de ajolote.

2

Branquias. Mientras que las salamandras pierden las branquias y desarrollan pulmones para poder respirar fuera del agua, los ajolotes mantienen sus branquias desde la fase larvaria.

3

Aleta dorsal. Los ajolotes también mantienen la aleta dorsal que les permite nadar en el agua. Por su parte, las salamandras pierden esta aleta dorsal ya que en tierra no les sirve de nada.

Cecilias

Sin duda, el grupo de anfibios menos conocido es el de las cecilias y esto se debe principalmente a que son de hábitos fosoriales, esto quiere decir que pasan la mayor parte de su vida en túneles bajo tierra. La forma de su cuerpo es elongada similar a las lombrices de tierra y a diferencia de ranas, sapos y salamandras, las cecilias no tienen pies y sus ojos son rudimentarios por lo que la mayoría de ellas son ciegas. En todo el mundo viven cerca de 200 especies de cecilias y en nuestro país solo viven tres: la Cecilia mexicana (Dermophis mexicanus), la Cecilia del Pacífico (Gymnopis oaxacae) y la Cecilia chiapaneca (Gymnopis syntrema).

Reptiles

Este grupo incluye cocodrilos, tortugas, serpientes y lagartijas.
Tienen escamas recubriendo su cuerpo y son organismos ectotermos, es decir, regulan su temperatura corporal a partir de la temperatura ambiente.
Para poder identificarlos vas a necesitar la ayuda de una guía de campo; debes tener los ojos bien abiertos y caminar con sigilo para no ahuyentarlos.


Características que debemos observar
para identificar lagartijas:

1

El tamaño. Existen lagartijas de tamaños muy variados, desde unos pocos centímetros hasta más de un metro incluyendo la cola.

2

La forma del cuerpo. Usualmente, todos los lagartos tienen el cuerpo alargado con cuatro extremidades (patas) que le ayudan a desplazarse en tierra y en ocasiones trepar grandes árboles. Algunas especies tienen patas grandes y otras pequeñas.

3

Patrón de color. Cada especie de lagarto tiene un patrón de color específico que te puede ayudar a identificarla. En muchas especies, los colores se intensifican en la temporada de reproducción lo que te facilitará su identificación.

4

La presencia de uñas y su tamaño. Hay uñas largas y delgadas que suelen dejar solo un par de puntos sobre la tierra o uñas gruesas que pueden marcar con mayor fuerza el suelo.

5

Las escamas. Si a simple vista no has logrado hacer la identificación, deberás fijarte detenidamente en la forma y distribución de las escamas. Una guía para identificación de reptiles te ayudará con este proceso.


CONSEJO: Es recomendable que cuentes con una guía local, así, acotarás el número de especies posible y podrás hacer una identificación más fácil y con menos grado de error ya que como sabes, México es un país con un gran número de especies de reptiles y muchos son muy parecidos entre sí.

Características que debemos observar
para identificar serpientes:

En este grupo además de identificar a las diferentes especies, aprenderemos a diferenciar a las serpientes venenosas (víboras) de las no son venenosas (culebras). Cuando veas una serpiente, procura no acercarte mucho a menos que estés segur@ que no es venenosa.

1

El tamaño. Las serpientes son uno de los grupos de reptiles más evolucionados y también de los más diversos. Puedes encontrar serpientes de unos pocos centímetros de longitud hasta individuos de alrededor de cuatro metros.

2

La forma de la cabeza. En las culebras, es decir, las serpientes que no son venenosas, la cabeza es ovalada y no hay una distinción clara con su cuello mientras que en las víboras, la cabeza suele ser de forma triangular y grande fácilmente diferenciable del cuello. Lo anterior exceptuando a la serpiente coralillo que tiene la cabeza redondeada y es venenosa.

3

Los ojos. Pequeños o grandes, las culebras tienen la pupila redonda con excepción de las boas que tiene pupila vertical (como de gato). Las víboras por su parte, en general tienen los ojos grandes con la pupila vertical con excepción de las coralillo que tienen los ojos pequeños y la pupila redonda.

4

El sonido de un cascabel indica que no debemos acercarnos, es una serpiente venenosa y nos está haciendo una advertencia.

5

Foseta termosensible. La puedes ver entre el ojo y la fosa nasal. Les sirven para encontrar a sus presas y están presentes en todas la víboras (las que si son venenosas) y en las boas.

6

Ahora que podemos diferenciar entre una serpiente que es venenosa y una que no lo es, podemos poner atención a otros rasgos como el color y la disposición de las escamas y con ayuda de nuestra guía saber qué especie estamos viendo.

CONSEJO: Siempre que veas una serpiente, sé muy cauteloso, tómate tu tiempo en determinar si es una especie venenosa o no lo es. Si no estás muy seguro, no te acerques, toma muchas fotografías y has la identificación desde tu casa.

Características que debemos observar
para identificar tortugas:

1

Las patas. Empecemos diferenciando a las tortugas marinas, que tienen patas modificadas como aletas. Ellas tienen una gran membrana entre los dedos llamada “membrana interdigital” que les permite nadar fácilmente en el amplio mar. Las tortugas terrestres tienen patas tubulares con los dedos bien diferenciados y uñas cortas.
Finalmente están las tortugas semiacuáticas que también tienen una membrana interdigital pero más pequeña siendo hábiles tanto en tierra como en el agua.

2

El caparazón. Es una placa de hueso que protege a las tortugas de sus depredadores. Las tortugas acuáticas tienen un caparazón liso o hidrodinámico que les permite les permite nadar libremente. Los caparazones de las tortugas terrestres suelen ser más voluminosos y rugosos.

3

El color. Las tortugas no son muy coloridas, sin embargo, en algunas de ellas sus patrones de color te pueden ayudar a identificarlas

4

Los escudos. Son esas figuras que podemos ver en el caparazón de las tortugas y dependiendo de cuantos sean y cómo estén acomodados es que podremos saber que especie estamos viendo.

Características que debemos observar
para identificar cocodrilos:

En México viven dos de las 16 especies de cocodrilo y una de las 8 especies de caimán que hay en todo el mundo. Cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii). Este cocodrilo vive principalmente en zonas pantanosas a lo largo del golfo de México. Puede medir hasta 3.5 metros. Cocodrilo americano (Crocodylus acutus). Este cocodrilo es el de mayor tamallo llegando a medir hasta 7.5 metros de longitud. Vive en ríos y lagos aunque también puede frecuentar el mar. Caimán (Caiman crocodilus). Se diferencia de los cocodrilos por tener la cabeza más ancha y más corta con la trompa más robusta. Los caimanes pueden llegar a medir hasta 3 metros y viven en arroyos, ríos fangosos y estanques.

Registro de huella

Los exploradores podemos reconocer a muchos animales observando los rastros que encontramos en el camino como frutos mordidos, mechones de pelo, huellas, excretas, y madrigueras. Cuando encontremos huellas de algún animal hay que tomar nota en nuestro cuaderno de su forma y tamaño.

A continuación te mostraremos como crear huellas de yeso a partir de una huella hecha por algún animal. Podemos crear una colección muy interesante de huellas de diferentes animales.

Materiales: Yeso, agua, taza, espátula y cartulina.

1

Con cuidado hay que limpiar
la zona de palitos y otros
objetos que puedan estorbar.

2

Rodear la huella con una cartulina
flexible como si le pusiéramos un molde
para cortar galletas

3

Mezclar dos partes de yeso por una de agua en un recipiente de plástico flexible. Puede ser la mitad de una pelota de plástico.

4

Verter la mezcla de una manera continua sobre nuestro molde y esperar a que seque durante 15 o 20 minutos.

5

Desmoldar el yeso del suelo. Obtendremos el positivo de la huella.

6

En el reverso, escribir la fecha, el lugar y el nombre del animal.

¡Con esta huella puedes empezar una gran colección!