México el país de las maravillas

¿Por qué hay que conservarlos?

Todos los organismos que vivimos en el planeta, desde los más pequeños hasta los gigantescos, somos parientes ya que descendemos del mismo árbol genealógico. Todos estamos construidos con las mismas moléculas: proteínas, azúcares, grasas, etc. Y dependemos unos de otros para crecer y mantenernos.

Los seres humanos, además de depender de ellos para nuestra alimentación, usamos plantas y animales de muchas otras formas, en la construcción de casas y muebles (madera de árboles), en las medicinas (compuestos de plantas), en la producción de energía (leña y carbón de árboles), en la decoración de lugares (flores, palmas).

Como seres vivos inteligentes somos responsables del cuidado de las plantas y animales de nuestro país y de nuestro planeta.